Estilo de vida

Cómo aliviar la depresión, estoy muy angustiado

Lo que nos causa angustia y ansiedad no es la situación en la que nos encontramos, sino los pensamientos que nos persiguen sobre esa situación, que nos atrapan y «no nos dejan» pensar en otra cosa.

Un giro, otro, uno más, otro más … Es agotador y, por supuesto, no es favorable para nuestra salud emocional o física, ya que todo lo que contamina nuestra mente puede terminar contaminando nuestro cuerpo de una forma u otra. Comience con estos consejos y enfrente el problema.

Ejercicio práctico

El ejercicio físico mejora el estado general de salud y síntomas como ansiedad y angustia. Además, también tiene un efecto preventivo. Se recomiendan especialmente actividades aeróbicas como nadar, trotar o andar en bicicleta. Por supuesto, recuerde que el deporte es más beneficioso cuando se practica de manera consistente y metódica.

Aprende a respirar

Respirar con demasiada frecuencia y profundidad puede agravar e incluso desencadenar una crisis de ansiedad. Por lo tanto, es beneficioso practicar ejercicios de respiración, asegurándose de que sea lento, relajado y espere unos tres segundos entre cada exhalación y la siguiente inspiración.

Manual para respirar bien

Existen diferentes métodos de relajación que previenen y tratan la ansiedad. Es muy recomendable aprender una técnica específica supervisada por un experto, y luego poder desarrollarla cuando y donde sea necesario.

Psicoterapia

Un punto central de la psicoterapia es identificar y detectar síntomas de ansiedad en uno mismo (preocupación, miedo a morir o volverse loco, sudoración, palpitaciones, temblores …) Esas situaciones o lugares que generan ansiedad también deben identificarse. A través de la psicoterapia, aprende a controlar los ataques de pánico y los ataques de pánico.

Además, las situaciones que antes se evitaban se enfrentan progresivamente. Todo esto reduce el nivel de preocupación. Ciertos medicamentos también pueden ser útiles para tratar estos problemas.

¿Qué hacer si sufres un ataque de ansiedad?

Intente desviar su atención a algo diferente de lo que le está sucediendo, por ejemplo, contando desde 100, 3 en 3.

Además, trate de respirar conscientemente, absorbiendo y liberando aire de forma controlada y lenta. Fruncir los labios como tratar de apagar una vela puede ayudar. Y trate de recordar que estos síntomas son una reacción al estrés y no son amenazantes ni peligrosos.

5 consejos para llegar a todo si te abrumas

1- Disfruta cada día que la vida te ofrece. Por la mañana, apenas te levantas, cuando abres los ojos, gracias porque ha llegado un nuevo día. Un nuevo día es una nueva oportunidad y tú eres el protagonista de ese día. Respira hondo y siéntelo.

2- Presta atención a lo que haces
Cuando esté de camino al trabajo o a un recado, concentre su atención en lo que está haciendo: si conduce solo, está conduciendo en transporte público, solo mire a su alrededor lo que está sucediendo. Si caminas, observa el camino, las personas, los alrededores … Y siente tu respiración. Si aparece algún pensamiento negativo en su mente, preste atención a dónde se encuentra y qué está haciendo en ese momento.

3- Aprende a escuchar a los demás
Cuando comience una conversación con alguien, escuche con atención. No intente responder ni dar su opinión rápidamente, solo escuche con atención y responda cuando sea necesario, con calma y pensando. No se apresure. La escucha activa es un acto de respeto por la persona que está escuchando.

4- La comida es un momento clave
Cuando esté comiendo, preste atención a la comida. Hágase estas tres preguntas que son el ABC de la alimentación consciente:

–¿Qué estoy comiendo ?: piensa si la comida que vas a comer es saludable y si tu cuerpo necesita esa comida para sentirse bien y con energía. O si es un alimento poco saludable y no recomendado. Elija conscientemente si comer ese alimento o sustituirlo por otro. Consciente de la cantidad, ¿es esa cantidad necesaria en ese momento? ¿Es poco o es mucho?

–¿Por qué como?: Puedes comer para alimentarte, para celebrar algo, para entretenerte, para encubrir una emoción … Sé muy consciente de por qué estás comiendo esa comida y en qué cantidad.

–¿Cómo estoy comiendo? Pregúntate si estás comiendo tranquilo, sentado, relajado, masticando bien … Modifica tu postura y relájate mientras comes. Una vez que haya respondido estas preguntas, agradezca que la comida que va a comer haya llegado a su mesa gracias a todas las personas que lo han hecho posible con su trabajo.

5- Haz una lista todas las noches
Cuando te vayas a la cama, escribe una lista de todo lo que estás agradecido por ese día:

–Gracias por la vida de ese día, las personas que han hecho que tu día sea más agradable, fácil, divertido … y gracias por haber vivido ese día. ¿Por qué era importante vivir ese día? Sé generoso, hay muchos momentos para agradecer en un día y muchas personas para agradecer por ser parte de él. Quédate solo lo bueno.

–El momento es hoy y ahora (y tienes todo de tu lado). En el pasado no hay nada que hacer y el futuro aún no existe … Maneja tus pensamientos en el presente, cada día, cada momento … Calmarás tu mente y la ansiedad, la angustia y el miedo se transformarán en tranquilidad, paz y una nueva experiencia de vida. Y recuerda que no estás en esta vida para sufrir, sino para disfrutar y vivir en paz contigo mismo.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *