Estilo de vida

En el Congreso Faconauto, se le pide al nuevo gobierno que comience a tomar decisiones.

Gerardo Pérez, presidente de FACONAUTO

SSegún los datos presentados durante el XXIX Congreso y Exposición de Faconauto, Federación de Concesionarios de Automóviles, celebrada en Madrid y que reúne a más de 1.700 profesionales, las redes de concesionarios de nuestro país perdieron 900 empleos en 2019

A fines del año pasado, el sector empleaba directamente a 161.500 personas, en comparación con 162.400 en el año anterior. De esta manera, indicó el empleador Faconauto, termina con un ciclo positivo de seis ejercicios consecutivos para la creación de empleos netos, en el cual 35,000 nuevos trabajadores se convirtieron en parte de las plantillas de los distribuidores.

Faconauto explicó que el hecho de que las inscripciones en el canal privado hayan estado cayendo durante el año anterior ha tenido un impacto negativo en sus resultados, por lo que muchos distribuidores o no han contratado al personal que habían planeado o no han renovado los contratos de trabajo.

En 2019, la facturación de los distribuidores cayó un 4,3%, a 43.073 millones de euros. Por áreas de negocio, la facturación por la venta de coches nuevos cayó un 6,5% (31.068 millones de euros) y representó el 72,1% del total. Por su parte, el taller facturó un 10.5% menos, a 4,446 millones, con el 10.4% de toda la facturación. Solo el departamento de vehículos usados ​​vio crecer su número el año pasado, representando 7,567 millones, 11.1%, más para monopolizar el 17.5% de la facturación.

Con estos datos, Faconauto ha indicado, la rentabilidad promedio de las redes se situó en 2019 ligeramente por encima del 1% en facturación, una situación que puede poner en problemas a muchos distribuidores y que se ha convertido en su principal preocupación.

Un año preocupante

Faconauto describió el año pasado como «preocupante» y advirtió que ni el sector ni la economía del país pueden permitirse otro año negativo para la industria automotriz, por lo que considera clave que se termine la incertidumbre y que, mientras el consumidor no tiene una alternativa asequible, poner fin a la incertidumbre y «rescatar» el diesel como una posibilidad útil para los ciudadanos y avanzar hacia la descarbonización de la movilidad

En este sentido, Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, ha declarado que “no hay tiempo que perder, este ejercicio es particularmente complejo debido a los objetivos de emisiones establecidos por Europa, por lo que sería el momento adecuado para concretar y medidas que impulsen seriamente la movilidad eléctrica, para promover la renovación del parque, la tributación del automóvil y la seguridad jurídica de los concesionarios, que continúan realizando inversiones millonarias. Estamos convencidos de que cualquier medida tomada en esta línea tendrá un efecto muy positivo en la confianza de los compradores y entraríamos en una dinámica positiva.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *