Estilo de vida

La empatía se puede detectar en cerebros en reposo

Tradicionalmente, la empatía se evalúa mediante el uso de cuestionarios y pruebas psicológicas. Los resultados de este estudio ofrecen una alternativa para todos aquellos que tienen dificultades para completar estos cuestionarios (personas con autismo o con enfermedad mental grave).

El proceso de estudio
Para este estudio, los investigadores han trabajado con 58 participantes masculinos y femeninos de 18 a 35 años.

Los datos de actividad cerebral en reposo se obtuvieron mediante resonancia magnética funcional o fMRI. Esta última es una técnica no invasiva para medir la actividad cerebral a través de pequeños cambios en el flujo sanguíneo.

A los participantes se les dijo que dejaran vagar sus mentes mientras mantenían sus ojos quietos, mirando un punto fijo en una pantalla negra. Más tarde, completaron una serie de cuestionarios diseñados para medir la empatía y en los que calificaron de nada bueno a muy bueno diversas actitudes hacia los demás.

Los resultados de la investigación
Los investigadores querían medir con qué precisión podían predecir la disposición empática de los participantes mediante el análisis de escáneres cerebrales. Estas predicciones se realizaron observando la actividad en reposo en redes cerebrales específicas y utilizando una forma de inteligencia artificial llamada aprendizaje automático.

Los resultados encontraron que incluso cuando no participan en una tarea que involucra empatía, la actividad cerebral dentro de estas redes puede revelar la disposición empática de las personas.

Estos resultados podrían ayudar a los profesionales de la salud a evaluar mejor la empatía en personas con autismo o esquizofrenia, ya que estas personas pueden tener mayores dificultades para expresar emociones o completar cuestionarios psicológicos.

Se cree que este tipo de personas carecen de empatía. Pero si se puede demostrar que sus cerebros son capaces de empatía, los expertos pueden trabajar para mejorarlo entrenando y usando otras terapias.

Estos resultados, finalmente, pueden ayudar a los investigadores a predecir cómo responderá un paciente a una determinada intervención.

La empatía es una piedra angular del bienestar y la salud mental. No es sorprendente que promueva el comportamiento social y cooperativo a través de nuestra preocupación por los demás. También nos ayuda a inferir y predecir los sentimientos internos, el comportamiento y las intenciones de los demás.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *