Estilo de vida

Los oncólogos consideran necesario incorporar biomarcadores en la práctica clínica

Oncólogos españoles y estadounidenses han destacado, durante el simposio virtual ‘1st ECO Cancer Immunotherapy Breakthrough’, organizado por la Fundación Oncology Excellence and Quality (ECO), la necesidad de incorporar biomarcadores en la práctica clínica, para mejorar el pronóstico de los pacientes.

El simposio ha sido coordinado por el miembro de la Comisión Científica de la Fundación ECO y jefe del Servicio de Oncología del Hospital Fundación Jiménez Díaz, Jesús García-Foncillas; y, de Estados Unidos, por el miembro de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), Director Asociado del Centro de Cáncer de la Universidad de Virginia, Jefe de Sección de Oncología Médica y Co-Director del Instituto Urológico Paul Mellon, Robert Dreicer.

«Uno de los objetivos que perseguimos con este simposio es proporcionar a los médicos evidencia actualizada sobre la rápida evolución de la inmunoterapia en una variedad de neoplasias malignas, a través de la realidad clínica y la experiencia de los expertos», dijo Dreicer.

A lo largo de la sesión los expertos han profundizado en nuevos abordajes en cáncer renal, urotelial y de próstata; en la «inmunorrevolución» del cáncer de pulmón; y en el papel de los biomarcadores en la inmunoterapia y los retos a los que se enfrentan, entre otros aspectos.

“Es muy importante comprender cómo los pacientes pueden beneficiarse de la inmunoterapia y el papel que juegan los biomarcadores en esta ecuación. Estos deben comenzar a incorporarse a la práctica clínica, ya que nos permiten concretar qué pacientes pueden beneficiarse más de estos tratamientos, que actualmente aumentan la supervivencia global, como no la hemos tenido hasta ahora ”, dijo el Dr. García Foncillas.

Por su parte, el presidente de la Fundación ECO, Vicente Guillem, ha destacado que, en la actualidad, se ha producido un cambio paradigmático en el abordaje de la Oncología debido a la inmunoterapia. “No tengo ninguna duda de que estamos en el inicio de esta modalidad terapéutica, y que los avances nos llevarán a avances muy importantes en el tratamiento cáncer, impactando positivamente en la calidad de vida de los pacientes ”, agregó.

Entre los diferentes aspectos tratados durante las distintas sesiones, los biomarcadores han sido uno de los protagonistas. Estos biomarcadores predictivos pueden ayudar a perfilar los pacientes que son candidatos a cierto tipo de inmunoterapia.

En este sentido, la miembro de ASCO, Fellow del Dana Farber Cancer Institute / Massachusetts y Profesora Asistente del MD Anderson Cancer Center, Departamento de Oncología Torácica y Medicina Genómica, Natalie Vokes, explicó durante su intervención la forma en que la TMB y la genómica Los perfiles ayudan a predecir la respuesta de los pacientes a la inmunoterapia.

La carga mutacional del tumor (TMB) es el número total de mutaciones (cambios) que se encuentran en el ADN de las células cancerosas. Conocer este aspecto sirve para planificar el mejor tratamiento, por lo que se utiliza como un tipo de marcador biológico 1.

“Lo que nos muestra el análisis es que TMB es un biomarcador débil, aunque apunta a una biología interesante. En lugar de centrarnos exclusivamente en la TMB como biomarcador, también deberíamos tratar de comprender qué nos dice sobre la biología de por qué algunos pacientes responden a los controles inmunológicos y otros no ”, ha detallado Vokes.

Finalmente, el médico ha destacado la necesidad de utilizar modelos computacionales para integrar características únicas en modelos predictivos más sofisticados, que probablemente funcionarán mejor como biomarcadores que características únicas como TMB o PD-L1 ″.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *