Televisión

María Teresa Campos habla de su aislamiento: «me han cogido débil psicológicamente»

María Teresa Campos ha sido uno de los personajes con los que ha hablado Risto Mejide en su nuevo programa de Cuatro, ‘Conversaciones en la Fase Cero’. Un espacio en el que, además de la periodista en la provincia de málaga, han participado rostros conocidos como el de Andrés Iniesta, Manuela Carmena, Javier Mariscal, Javier Cercas, o Alfonso Reyes.

En el programa, el anunciante ha compartido experiencias y valores con diferentes personajes famosos. Cada uno de sus hogares han comentado en su día a día durante el aislamiento causado por la COVID-19. Y han reflexionado sobre este excepcional momento en el tiempo en que vivimos. Una etapa en la que «ha entrado en la casa en la escena pública», como ha sido detallado por el presentador.

«Hay cosas que no pueden ser superados o en un día o dos»

«Soy todo lo buena que puede estar en una situación como esta», ha admitido la provincia de málaga en su entrevista con Risto. En el comienzo del período de aislamiento «yo le di a comprar algo de maquillaje o ropa, y luego me quedé en la casa.»

La madre de Terelu Campos confesó que la corrida de toros a la que nos ha obligado el Estado de Alarma ha conseguido en horas bajas. «Me han cogido débil psicológicamente hablando, porque hay cosas que no pueden ser superados o en un día o dos.» Las palabras de la presentadora hizo referencia a su reciente ruptura con Bigote Arrocet. En diciembre pasado, la pareja terminó su relación después de casi seis años de relación. Fue Terelu encargado de leer el comunicado enviado a los medios de comunicación por su madre, que confirmó el punto y final del idilio.

A pesar de esto, siento afortunado, ya que ha sido muy bien acompañado todo este tiempo. Tengo que dar las gracias por tener la familia que tengo. Primero me pasé un par de días con Carmen, luego en casa».

Terelu ayudar a su madre antes de la entrevista

María Teresa Campos habla de su aislamiento: "me han cogido débil psicológicamente" 2

En su entrevista con Risto Mejide ha aparecido fugazmente Terelu, que ha ayudado a su madre con los detalles de su puesta en escena: el peinado, el maquillaje y los accesorios.

A lo largo de estos dos meses de confinamiento, Maria Teresa ha jugado Rummy, «un juego francés». Para jugar con las letras, «me tengo que poner unos guantes de látex. Aquí no entra nadie en esta casa. Si entra alguien que no lo veo. Estoy en la parte de abajo, y en el espacio», señaló.

«Vivimos con miedo»

María Teresa Campos habla de su aislamiento: "me han cogido débil psicológicamente" 4

La junta de andalucía cree que la crisis en la salud mundial ha hecho que nos enfrentan a todo tipo de inquietudes y temores. «Vivimos en el miedo y la en el miedo no se puede vivir. El virus se ha apoderado de nosotros y aún así no podemos tomar el control de él.»

Risto le preguntó si usted es un creyente, si usted ora. «Sí, yo oro. Te vas a reír. Una hermana-en-ley de la mía que murió me dejó una cosa de la beata Petra de San José. A veces hay cosas que quiero». No siempre se confía a ella, pero cuando lo hace, «yo pienso en una cosa concreta». Sí, por las bendiciones en su vida, las de su familia. «Mi ángel de la guarda son mis hijasa mi familia y a mis hijas», dijo.

Teresa le da mucha pena ver cada día las cifras de los fallecidos. «¿Cuántas personas se descubre que ha muerto porque ha salido un número. Detrás de ese número hay un montón de dolor. Entonces usted encontrar personas afines, bien conocidos, que han tenido la desgracia. La gente que va sin una oportunidad de decir adiós.»

También lamenta que muchas personas han perdido seres queridos, y no han tenido la opción de decir adiós a ellos como les hubiera gustado. «Es terrible. Yo conozco a una persona muy cercana, los amigos de mi hija Terelu con el domingo de tierra para venir aquí. Uno de ellos ha perdido a su padre. Usted no puede ver o decir adiós. Lo que es terrible. Yo sé de alguien más», concluyó.

Risto ha compartido con el público que ha perdido a un amigo por el virus. «Hoy he perdido a un amigo por el coronavirus. Fue de 60 años de edad. Me ayudó mucho personal y profesionalmente y no he llegado a darme cuenta de lo que pierde hasta que se ha ido».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *