Estilo de vida

¿Por qué nos da pereza hacer deporte, pero nos jactamos de hacerlo?

Según el «II Barómetro del Autocuidado de la Población», casi ocho de cada diez españoles (77,5%) afirman hacer ejercicio de forma regular y cerca de la mitad están por debajo de su peso. Pero Eurostat asegura que solo hacen deporte menos de dos de cada diez (14%) y el Ministerio de Sanidad que uno de cada dos tiene kilos de más. ¿Cómo se come esto?

¿Por qué nos da pereza hacer deporte, pero nos jactamos de hacerlo? Basta cruzar las distintas estadísticas para comprobar que todo apunta en esa dirección. Sin embargo, necesitamos más información para responder a la primera parte de esta primera pregunta, sobre la pereza que sentimos por practicar un deporte.

«Motivación intrínseca». Aquí está la respuesta en dos palabras, pronunciada por Dafne Cataluña, psicólogo y director general de Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP).

Cambio de motivación

Esta psicóloga madrileña, de prestigio internacional a pesar de su juventud (aún vive en la treintena), asegura que, si tradicionalmente la motivación para hacer deporte ha sido buscar el reconocimiento social y cultivar el cuerpo, según los cánones estéticos a utilizar (extrínseca motivación, o «compensatoria»: el «qué dirán»; la aceptación-admiración de los demás …), ahora prevalece la satisfacción de las «necesidades básicas e internas del individuo» (motivación intrínseca: sentirse bien consigo mismo; -aceptación, autoestima …)

Dafne Cataluña cita la teoría motivacional de dije y Ryan (2002), sobre los mecanismos mentales que nos empujan a movernos. También habla del estudio liderado por Thomas hanna y publicado en la revista «Psicología del deporte, el ejercicio y el rendimiento» («Psicología del deporte, el ejercicio y el rendimiento», traducido al español), para afirmar que esta investigación “destacó cómo las personas que más se ejercitaban eran las que tenían más recuerdos de disfrute durante su práctica”.

Estamos mintiendo

Segunda pregunta: ¿mentimos? Los españoles presumimos de hacer más deporte del que realmente hacemos. Somos vagos, de la misma forma que mostramos cierta indolencia a la hora de arrojar números sobre el tema.

La prueba es que la alusión de Salud al sobrepeso de la población en España data de 2001, cuando uno de cada cuatro españoles hoy ni siquiera había nacido. Pero es la referencia directa más reciente sobre este tema la que aparece en la lista de campañas anuales que viene realizando el Gobierno para educar a la ciudadanía en temas de salud.

Más evidencia: el Instituto Nacional de Estadística (INE) maneja, hoy (2020), datos de 2015. Y Eurostat (Oficina Europea de Estadística) se basa en los de 2017 para su Eurobarómetro.

Campeones «fanfarroneando»

Muchos de los diferentes informes provienen de encuestas, en las que los interrogados pueden responder libremente lo que quieran, sea cierto o no. Por ello, las conclusiones que surgen de la mayoría de estas encuestas se contradicen entre sí, a pesar de estar elaboradas con todo el rigor y profesionalismo por parte de sus respectivos autores.

Quizás el más reciente sea el estudio «Epidemiología de la obesidad en España», de la Universidad de Navarra, que dice que seis de cada diez españoles tienen sobrepeso y dos de ellos obesos. Algo difícilmente compatible con una práctica deportiva muy extendida en nuestro país, como presumimos cuando nos preguntamos al respecto.

Presumimos de ser «campeones», pero parece que estamos «fanfarroneando». Es como jugar al parchís: cuando comemos la ficha de un oponente, contamos veinte.

¿Cómo superar el sedentarismo?

Llegados a este punto, conviene plantearse una tercera pregunta: ¿cómo superar la tentación de la vida sedentaria, de cambiarla por un hábito de esfuerzo físico? Dafne Cataluña, Experta en Psicología Positiva, Psicoterapeuta y Coach, ella nos dará la respuesta.

En el Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP), que Dafne dirige, saben muy bien cómo motivar a equipos y personas de todo tipo para sacarlos de un supuesto «estado de comodidad», acomodándose a corto plazo, pero que en realidad es falso.

Además, en el aspecto deportivo, el IEPP cuenta entre sus miembros más destacados con Mauricio Sanguinetti, ex deportista de élite, futbolista en el ‘Calcio’ Italiano (Liga Italiana) y que hoy es director de la delegación del IEPP en Génova. Sanguinetti ha sido el ‘Entrenador’ deportes de varios cientos de jóvenes con vocación deportiva en su país.

Dafne Cataluña considera que para superar la tentación del sedentarismo debemos contar con el apoyo de personas que se identifiquen con nosotros y nos motiven; Desarrollar una actividad emocionalmente saludable que satisfaga algunas de nuestras necesidades básicas y practicar un deporte que nos sirva de “oportunidad para sentir emociones positivas” y que “nos ayude a crecer, física o psicológicamente”.

Conclusión: si la mayoría de españoles dicen que practican ‘trotar’, hagamos que correr no significa que nos aguarde un peligro grave. Es hora de hacer ejercicio. Además, esta belleza interior como si no siempre funcionara

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *