Estilo de vida

¿Por qué tenemos gas cuando nos baja?

¿Gas durante la menstruación? Sobre todo, ¿cómo aliviar el dolor? Son más frecuentes de lo que crees y te diremos cómo solucionarlo.

Texto de Blanca Del Río

Además de todas las molestias sumadas a las que ya sabemos cuando baja nuestra menstruación, también es común encontrar que, aproximadamente una semana antes de que llegue, sufren los gases temidos. Aquellos que además de hincharnos y recordarnos que está por llegar la regla, nos hacen sentir peor. Bueno, toda esta incomodidad asociada con los días previos a tu período tiene una razón: las hormonas. En caso de que aún no tengan suficiente trabajo para hacernos la vida imposible varios días al mes, se agrega gas. Y de la firma Intimida, empresa de productos de salud íntima femenina, buscamos hacerla visible para combatir las molestias y desestigmatizar estas incómodas molestias. Nos han explicado por qué ocurren y qué podemos hacer al respecto.

Las hormonas

Específicamente, progresterona y estrógeno. Su concentración en sangre varía y fluctúa a lo largo del ciclo menstrual. Y finalmente comprenderá por qué se hincha y le duele el estómago cuando su período va a bajar debido a los gases.

Si hablamos de estrógeno, la hormona femenina que «nos entristece» cuando su concentración es alta, alcanza sus valores máximos durante la ovulación. Además de la tristeza, también es el culpable de la retención de líquidos, la hinchazón y los cambios repentinos de humor. Y por otro lado, el progesterona, Hormona fundamental en el embarazo, también aumenta sus niveles aproximadamente una semana antes de que baje el período, afectando los músculos lisos del cuerpo y relajándolos. Cuando estos músculos se relajan, estando en el intestino, es cuando se producen los gases.

Pero no lo suficiente con todo esto, el prostaglandinas, cuya misión es la contracción de los músculos y culpable de tener cólicos menstruales. Y sí, también afecta la musculatura de los intestinos y además de ayudar a generar gases, también provoca diarreas.

Es decir, los gases son la consecuencia hormonal de la menstruación (uno de ellos), pero eso sí: se pueden aliviar. Y aunque algunas de las cosas que te proponemos parecen obvias, son fundamentales para paliar el dolor.

Masajes de vientre

Facilitan el tránsito intestinal y al hacerlos circulares, sobre todo cuando el vientre está más hinchado y doloroso, ayuda a activar los músculos y liberar gases de forma natural.

Dieta balanceada

En estos periodos es fundamental tenerlo en cuenta. Evite los alimentos que se digieren lentamente, como las legumbres o verduras como el brócoli, el repollo o la coliflor. Los lácteos tampoco son los mejores en este momento y, por supuesto, la comida chatarra o el exceso de azúcar no te harán ningún favor.

Bebe mucha agua

Y esto es PRIMORDIAL. La hidratación activa la función intestinal y lo creas o no, la mejor forma de evitar la retención de líquidos es con más agua, para eliminarlos de forma natural con la orina.

Ejercicio

Además de todas las cosas buenas que resultan en condiciones «normales», en estos periodos de contracción de los músculos, especialmente el de la pared abdominal, les ayudará a moverse, activar y liberar los gases atrapados en la zona, calmando la hinchazón y dolor. Decántate mediante posturas de yoga que alivien estos dolores y favorezcan la liberación de gases.

* Este artículo fue publicado originalmente en Cosmopolitan Spain.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *