Estilo de vida

¿Qué son los alimentos probióticos y cómo ayudan a tus defensas?

Los probióticos ayudan a regular el bien él funcionamiento de nuestro cuerpo y ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Te contamos cuáles son y mucho más.

La microbiota o flora intestinal se denomina al conjunto de microorganismos vivos que tenemos de forma natural en el intestino que cuando están en equilibrio nos ayudan a mantener una buena salud. Si este equilibrio se rompe, pueden aparecer diferentes tipos de trastornos y enfermedades, entre ellos: diarreas, enfermedades inflamatorias del intestino, alergias y afecciones relacionadas con la nutrición, etc.

Los probióticos pueden ayudarnos a restablecer este equilibrio en nuestra microbiota, tan necesario para nuestra salud.

¿Pero sabes todo sobre ellos?

¿Qué son los probióticos?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) los define como “Microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un efecto beneficioso sobre la salud del sujeto que lo recibe”. Las especies más utilizadas son Lactobacillus Y Bifidobacteria y se pueden consumir en forma de complementos alimenticios o como parte de algunos alimentos como yogur o productos fermentados.

¿Por qué los necesitas?

Ofrecen a tu organismo una larga lista de beneficios que debes conocer:

✔ Son especialmente buenos para el sistema digestivo. Nos ayudan a digerir los alimentos, intervienen en la síntesis de vitaminas del grupo B, mejoran la absorción del calcio, regulan el tránsito intestinal y evitan que tengamos el estómago hinchado.

✔ Si padece intolerancia a la lactosa, estos microorganismos le ayudarán a sentirse mejor.

✔ Según un estudio reciente de la Universidad de California en Los Ángeles, su carácter antiinflamatorio ayuda en los síntomas de diferentes enfermedades intestinales y estomacales.

✔ Además, en general, fortalecen el sistema inmunológico.

¿Cómo elegir un probiótico?

Dada la enorme cantidad de probióticos que existen en el mercado, tanto la Organización Mundial de la Salud como la Organización Mundial de Gastroenterología han especificado los requisitos que debe cumplir un probiótico para ser de calidad.

1- Su etiquetado debe incluir claramente los siguientes aspectos:

GRAMOynúmero, especie y cepa de cada microorganismo. Así como cada persona tiene un nombre y dos apellidos, cada probiótico contiene diferentes bacterias que deben especificarse correctamente en la etiqueta: género (nombre), especie (primer apellido) y cepa (segundo apellido). Por ejemplo, Lactobacillus rhamnosus Lcr 35. Si bien gran parte de los probióticos que se comercializan son de origen humano, este no es un requisito que influya en la eficacia de un probiótico.

Unidades formadoras de colonias (UFC). Este parámetro le informa sobre la cantidad de microorganismos vivos que se encuentran disponibles en cada cápsula, sobre o frasco de producto. Es importante que el fabricante garantice la presencia de esta cantidad de bacterias desde el momento en que se fabrica el producto hasta su fecha de caducidad (no solo en el momento de la fabricación).

Dosis recomendada. Es la cantidad de producto que debes tomar para beneficiarte de sus propiedades para tu salud.

Condiciones de almacenaje. Algunos probióticos deben guardarse en el frigorífico, mientras que otros se pueden conservar a temperatura ambiente (igual o inferior a 25ºC, como los medicamentos). El laboratorio farmacéutico le proporcionará esta información en el paquete de probióticos o en el prospecto. Como medida de precaución, lo mejor es mantener el probiótico en lugares secos, frescos que no les den luz, especialmente en los meses de verano.

InformaciónoNúmero de contacto del laboratorio farmacéuticoyutico. Los datos de contacto del laboratorio de fabricación deben aparecer en el paquete de probióticos o en el prospecto. Esto le facilitará aclarar cualquier duda que pueda surgir o expresar cualquier problema relacionado con el producto.

2- Debe tener ensayos clínicos en humanos que respalden sus beneficios para la salud.

Es importante que el probiótico que compres cuente con estudios propios realizados por el laboratorio de fabricación que garanticen su eficacia y seguridad para la indicación de salud que promete.

Por ejemplo, es común encontrar que la efectividad de algunos probióticos está justificada por estudios que no se han realizado con el mismo producto que vas a comprar.

Pregunta al fabricante por los estudios que ha realizado con sus propios probióticos o averigua si estos estudios están disponibles en la web del producto.

3- Debe aportar una dosis eficaz.

Según la FAO, las dosis efectivas de un probiótico están entre 108– 1010 UFC o unidades formadoras de colonias.

Sin embargo, más cantidad y variedad de microorganismos no es sinónimo de mejor: los estudios clínicos son los que marcan la dosis eficaz.

ADEMÁS, los probióticos tienen efectos dependientes de la cepa, es decir, no todos brindan los mismos beneficios; no todos sirven para todo. Por ejemplo, para proteger el sistema inmunológico y restaurar las defensas existen cepas probióticas específicas; es el caso de Lactobacillus plantarum CECT 7315 y CECT 7316.

PROBIÓTICOS

«Lactobacillus plantarum» CECT 7315 y CECT 7316

En España, estas dos cepas solo tienen el probiótico Adultos inmunoprotectores, de Lactoflora.

Pero, ¿qué beneficios aportan las cepas de Lactobacillus plantarum ¿CECT 7315 y CECT 7316 en nuestro sistema inmunológico?

Debemos tener en cuenta que no todos los probióticos son iguales, ni aportan los mismos beneficios. Si lo que buscas es proteger cuida tu sistema inmunológico, hay cepas probióticas específicas con evidencia científica como estas cepas de Lactobacillus plantarum qué :

  1. Inducen la producción de moco a nivel intestinal Y aumentando la barrera protectora contra microorganismos patógenos.
  2. Interactúan con estos microorganismos patógenos. (bacterias y virus) creando un entorno inadecuado para ellos.
  3. Modulan el sistema inmunológico.
  4. Mejoran la inmunosenescencia, que es el deterioro gradual del sistema inmunológico en las personas mayores, que también se asocia con una baja absorción de nutrientes
  5. Mejoran el estado nutricional. La desnutrición está asociada a un cambio en la microbiota intestinal, que puede afectar la respuesta inmunológica

Lactoflora® realiza estudios clínicos en humanos que respaldan la eficacia de los tus probióticos y qué han demostrado que estos productos poder ayudar refuerza la barrera microbiana, y por tanto aumenta la barrera protectora intestinal, proporcionando un efecto beneficioso en a la salud inmunológica.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *