Estilo de vida

Tratamientos para salvar dientes

La sonrisa es nuestra carta de presentación y el reflejo de nuestro estado de ánimo. Por eso, cuando hay un problema con nuestros dientes, siempre debemos optar por acudir a buenos profesionales que lo cuiden y garanticen una buena salud bucal.

Uno de esos problemas que pueden surgir con los años es la pérdida de dientes. Pero… ¡no tengas miedo! Existen tratamientos dirigidos a salvar los dientes antes de tener que someterse a un tratamiento con implantes dentales.

Endodoncia, cirugía periapical y tratamiento periodontal: tratamientos para salvar dientes

La pérdida de dientes no solo supone afrontar un cambio de vida y problemas estéticos y de autoestima, sino que también conlleva la necesidad de someterse a tratamientos para reponerlos, algunos de los cuales pueden provocar otras complicaciones.

Pero, ¿qué puede causar la pérdida de dientes? Principalmente dos enfermedades: periodontitis, que afecta a las encías; y caries que, si no se tratan a tiempo, también pueden afectar el nervio y requerir un tratamiento de conducto.

Para combatirlos, lo primero que hay que hacer es un estudio detallado del paciente con el que establecer el protocolo a seguir. ¿El objetivo principal? Cuidar y recuperar dientes dañados.

Para ello, los tratamientos más habituales para salvar dientes son el tratamiento periodontal, que se realiza para solucionar problemas relacionados con las encías y los tejidos que sostienen el diente; y endodoncia, que trata los dientes en los que las caries extensas han afectado el nervio para evitar la pérdida permanente de los dientes.

Cirugía periapical, la gran desconocida

La cirugía dental periapical o apicectomía es una técnica que puede provocar un cambio definitivo en el destino de un diente en el que ya se ha intentado un tratamiento de conducto y ha fallado. Su principal objetivo es eliminar la infección del hueso, y así maximizar la vida de un diente que se considera perdido.

Esta cirugía oral es uno de los mejores tratamientos para salvar los dientes y generalmente se realiza cuando un tratamiento de conducto falla con el tiempo o cuando la infección es muy grande. Mediante esta intervención se accede a las raíces afectadas para limpiar la zona y así realizar un empaste que ralentiza el paso de esa infección desde el interior del diente hasta el hueso. ¿El resultado? Un diente totalmente sano que permanece en su sitio durante más tiempo.

Mejor optar por tratamientos conservadores

¿Cirugía periapical o implante? ¿Conservar o extraer dientes? Salvar los dientes siempre debe ser la prioridad para cualquier profesional dental. Eso creo Miguel Peñarrocha Diago, asesor científico del Instituto Odontológico de Implantología de Valencia (www.idim.es), lo que garantiza que «La cirugía periapical es la mejor opción de tratamiento para un diente viable y en el que las opciones de endodoncia han fallado, por supuesto antes de la extracción e implantación”.

Ante la posibilidad de pérdida dentaria, siempre se debe plantear un abordaje más conservador primero con un tratamiento no quirúrgico: la reendodoncia. Si esto no tiene éxito o se considera inviable por alguna razón, la siguiente opción a considerar es la cirugía periapical. Solo en los casos en que no exista solución, la extracción y colocación de una prótesis o implante debe ser la alternativa elegida.

En los últimos años, el tratamiento con implantes dentales se ha generalizado cada vez más. Sin embargo, en muchos casos, optar por una apicectomía es suficiente para rehabilitar y conservar el diente. Además, es un procedimiento más «natural» y más seguro para el paciente, utilizando técnicas y materiales altamente sofisticados. Todo esto significa que en la mayoría de los casos, la cirugía periapical sea ​​un tratamiento exitoso que permita a los expertos devolver la sonrisa a sus pacientes.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *